Grito por las mujeres afganas

La manifestación virtual organizado por las mujeres catalanas por la igualdad en Afganistán

Dias

Horas

Minutos

Segundos

CA ES EN

Ya puedes ver el acto central del sábado 27 a las 18 cet+1

Subtítulos en Español Desliza hacia abajo para leerlos

Bienvenida

Antoni Bassas. Periodista 

¡Buenas tardes! Sean bienvenidos en nombre de mujeres de distintos ámbitos de Cataluña que levantan la voz en defensa de los derechos de las mujeres afganas y de sus familias, en esta manifestación virtual.

 

Una iniciativa que en estos momentos ya ha recogido, si sumamos el número de personas vinculadas a las asociaciones que han dado apoyo y a los particulares que se han inscrito, 1.253.626 personas. 

 

Una manifestación que quiere dar ánimo, calor y ser también de ayuda material para todas las personas que en Afganistán están sufriendo los efectos de la represión y la persecución de los derechos civiles como consecuencia de la entrada del régimen de los talibanes.

 

En forma de silla virtual todo el que lo desee puede hacer una aportación económica voluntaria. Rogamos que las aportaciones sean a partir de 5 euros. Los donativos se recaudarán hasta el cierre de la web el día 24 de diciembre de este año. 

 

La recaudación se entregará a entidades que trabajan para acoger de forma digna los que ya han huido y ayudarles a rehacer sus vidas. 

 

 

Lectura del manifiesto

A Bassas Esta salida a la calle, virtual y real a la vez, tiene un manifiesto. Manifiesto en defensa de los derechos de las mujeres y la población de Afganistán. Y dice así: 

 

 A Bassas lee el manifiesto en catalán (a continuación se hará la lectura en directo en castellano)

 

A Bassas Y a continuación, el manifiesto en castellano, desde Madrid Rosa Montero 

 

R. Montero, periodista (lee el manifiesto en castellano)

 

A Bassas Gracias Rosa Montero, y ahora en inglés.

 

A Bassas lee el manifiesto en inglés 

 

Contexto

A Bassas La situación a la que se enfrentan las familias refugiadas no es nueva, ya hace años que hay afganos que deben huir de su país. Una afgana refugiada en Cataluña, Nadia Gulham, nos explica esta terrible experiencia.  

 

Nàdia Ghulam, refugiada afgana residente en Cataluña 

Bien, debido al régimen actual de mi país la situación ha cambiado para todo el mundo, hombres y mujeres, pero la mayoría de las personas que, siempre en la historia de Afganistán, han sufrido los cambios de régimen y represiones han sido las mujeres. En los últimos años teníamos un 25 por ciento del parlamento de Afganistán formado por mujeres, y estas mujeres trabajaban activamente. Que, por cierto, estas personas más o menos habían conectado con el resto del mundo y entonces habían creado redes con otras mujeres que ahora, en la situación actual, les han servido. La mayoría de ellas al menos han podido salir del país, y si no han salido, están escuchadas por el resto del mundo y observadas para que se las pueda ayudar y echarles una mano. La situación más preocupante para mí es la vida de las otras profesionales mujeres, como profesoras, médicos, enfermeras, economistas, personas que trabajaban en los bancos, etc. Estas personas emprendedoras, por ejemplo, mujeres empresarias que ahora mismo, además de que han perdido todo su dinero, todas sus posibilidades, toda su empresa, se han quedado sin nada de golpe y no tienen ningún apoyo de la comunidad internacional y no son escuchadas.
 Las universidades de mi país están todas cerradas, la mayoría de las universidades ahora mismo no funcionan, no están abiertas. Algunas que están funcionando son universidades privadas, pero la causa principal de este cierre de universidades no es tan solo porque el Gobierno no permite mujeres y hombres estudiar juntos, si no que la gente tiene mucho miedo. Muchas familias, muchos padres, hermanos, maridos no dejan que sus hijas sigan sus estudios porque tienen miedo de que, a raíz de estos estudios de su mujer o su hermana, los Talibanes reconozcan que ellos tienen un pensamiento diferente, porque ahora mismo muchas muchas personas están observadas, entonces cuesta mucho poder confiar donde vas y qué haces.
 Por otro lado, la zona rural no ha sido nunca igual que las grandes ciudades como Kabul, como Mazar-i-Sharif o Herat. Estas grandes ciudades han tenido posibilidades para que las mujeres más o menos puedan ir a la escuela, estudiar y todo esto, que para mí todo es cuestionable porque no han tenido seguridad al cien por cien, aun y así podían ir, pero las mujeres de pueblos y provincias han quedado siempre encerradas y entonces no han tenido posibilidad de poder estudiar. Su situación todavía ha empeorado muchísimo, y no tienen a nadie que las escuche y que les pueda ayudar. Las niñas que han vivido mínimamente la democracia y poder salir de su casa, poder ir a la escuela, una vez han saboreado la libertad, cuesta mucho otra vez dejar esta libertad atrás y no poder tener posibilidades, pero esta esperanza en mí existe, porque yo, aunque sea en la distancia, iré trabajando por la gente de mi país, sobre todo por las chicas, porque ellas necesitan que estemos a su lado, porque las mujeres afganas, como siempre, han sufrido muchísimo, muchas opresiones, pero el cambio que podremos conseguir no será desde fuera sino por dentro, que podamos encontrar estrategias y maneras para unirnos entre todos y todas, nuestros conocimientos, nuestras capacidades para poder ayudar a estas personas dentro de su propio país, y las que pudieron salir del país como refugiadas, las debemos acompañar adecuadamente para que adquieran su conocimiento y puedan estudiar, porque son el futuro de mi país. Yo veo que el futuro de Afganistán somos mujeres que debemos tener la posibilidad de adquirir mucho conocimiento para que con nuestros bolígrafos podamos volver otra vez a nuestro país y poder ayudar al resto del país que no tienen esta posibilidad y que no han podido salir.

 

Testimonios

A Bassas  Gracias Nadia Ghulam, este es el testimonio de una persona refugiada en Cataluña.

Hay testimonios, que pueden escalar a niveles infinitos de dureza, como lo que viene a continuación. El que una mujer que está escondida en estos momentos en Afganistán porque si no, sencillamente, los talibanes la matarían.

 

Refugiada afgana interpretada por Clara Segura, actriz

Soy una de las mujeres activistas de Afganistán, que durante la República de Afganistán, elegida democráticamente, trabajé duro en el ámbito de la sociedad civil y el activismo por los derechos de las mujeres en mi país, y que durante mucho tiempo he luchado por el periodismo y los derechos de las mujeres en las circunstancias más difíciles. La situación actual en Afganistán es bien conocida por todos vosotros y vosotras, las mujeres como yo, que tienen formación, son directivas capaces y trabajan por una vida mejor para todos, especialmente para las mujeres, están en grave peligro y ahora viven como prisioneras en sus hogares y en sus habitaciones, ni siquiera son capaces de cambiar de ubicación y trasladarse a otro sitio para protegerse del peligro inminente al que nos enfrentamos, para que los talibanes no nos marquen como objetivos y nos maten. Al mismo tiempo, mujeres como yo hemos perdido la esperanza en el futuro. Es como si nos hubiéramos perdido a nosotras mismas. Los talibanes han destruido todos nuestros sueños, nos han arrebatado todas las capacidades y nos han quitado la oportunidad de ser útiles en nuestro país y para nuestra gente, y queríamos continuar. Aun así, los talibanes mataron brutalmente a mi hermano en la carretera el 9 de octubre de 2021. Oí a gente que contaba la historia del martirio de mi hermano. No pude soportar escuchar como lo mataban, de qué forma más brutal, la única razón era que él tenía formación y estaba a favor de los derechos de las mujeres y porque su hermana trabajaba para la mejora de las mujeres y las niñas.  Siempre que pienso en mi futuro, siento dolor en la garganta por el sufrimiento y la depresión. Es muy difícil que una persona tenga grandes esperanzas en el futuro. Pido respetuosamente a la gente de otros países, especialmente de España, que no nos dejen solas, ni a mí ni a mujeres como yo, y que nos ayuden a salvar nuestras vidas.

 

A Bassas Clara Segura nos interpreta ahora otro testimonio espeluznante. El de dos hermanos que tuvieron que huir 8 días caminando por las montañas huyendo de Afganistán, del régimen de los talibanes, hasta llegar a Pakistán.

 

Refugiada afgana interpretada por Clara Segura, actriz 

Vivíamos en un pueblo bastante montañoso lejos de la ciudad, que no tiene carretera, ni hospital, ni escuela ni sistema educativo, donde las chicas se mantienen alejadas de la educación la mayoría de veces, incluso las motivan a no convertirse en maestras ni ingenieras ni médicos, sino solo amas de casa para trabajar y alimentar el ganado, cortar madera en nuestro pueblo. Las chicas se crían únicamente para trabajar el pequeño pedazo de tierra que las familias tienen y solo pueden permitirse trabajos duros. A pesar de todos los problemas y retos a los que nos enfrentábamos en el pueblo, y que todos los pueblos estaban en nuestra contra, estaban en contra de la educación y del progreso de las chicas, tuvimos el coraje y la determinación de hacer lo contrario de lo que creían los aldeanos y, contra todo pronóstico, iniciamos cursos de alfabetización y educación para chicas, y programas de concienciación sobre sus derechos, para ayudar a las chicas que se enfrentaban a tanta violencia, y para intentar luchar y avanzar hacia la abolición de antiguas costumbres y tradiciones como el matrimonio infantil. Porque la lucha y la máxima confianza en el valor de la educación eran los motivos por los que la gente finalmente se volvió contra nosotros, pero lo sabíamos, y estábamos absolutamente seguras de que el pueblo se volvería en nuestra contra, pero pensábamos que estaba la policía, el ejército y un sistema del anterior gobierno que nos protegería y nadie pensaría en hacernos daño. Sin embargo, después de la caída del Gobierno, todos los planes se interrumpieron y todo cambió en cuestión de días.

Imran, mi hermano, que se había encargado de enfrentarse a la ira de los aldeanos y a sus burlas y abusos, fue el primero al que dijeron diferentes personas que no debería sobrevivir, os mataremos y mataremos a tu familia por llevar la enfermedad de la educación y de los derechos de las mujeres a nuestra montaña. Seguidamente llegaron todo tipo de acusaciones, a mi padre le dijeron que se había convertido en un infiel y había abandonado las enseñanzas del Islam porque sus hijas iban a la escuela y a la universidad. Pero, de nuevo, seguimos luchando y trabajando porque el Gobierno subsistía, y también deseábamos que las chicas que vivían en nuestra sociedad fueran educadas y tuvieran todos sus derechos, aumentara su nivel de concienciación y el futuro fuera brillante. En mi pueblo la música estaba totalmente prohibida y siempre se decía que la música corrompe el alma. Sin embargo, mi hermana pudo entrar en el Instituto Nacional de Música de Afganistán (Orquesta Zohreh), y finalmente pudo convertirse en directora de la Orquesta Zohreh y continuar su formación. Aunque los talibanes estaban en nuestra contra y siempre estábamos amenazados y corríamos el riesgo de ser asesinados, seguíamos viviendo con nuestros valores morales y nuestros derechos, la educación, creyendo en nuestros derechos y también en la música, que es algo que Imran y mi familia aman. Por último, llegó el día en que cayó el Gobierno y con él desaparecieron nuestros sueños y nuestras esperanzas, y entonces pasó lo más brutal y espantoso, nuestra casa fue atacada. Afortunadamente para nosotros, un amigo de mi hermano le advirtió que la gente vendría a por nosotros. Llamó a mi hermano y le dijo que los talibanes nos atacarían. Huimos muy a escondidas, cuando nosotros no estábamos nos quemaron la casa, y a nuestra tía le preguntaron dónde habíamos ido, le pidieron la dirección, pero como solo habíamos dicho a mis padres que nos marchábamos, nadie más lo sabía y, por tanto, mi tía tampoco. Los bestias despiadados no creyeron a mi pobre tía, que además estaba enferma, y empezaron a golpearla muy fuerte. La paliza fue tan cruel que fracturaron las manos, la cabeza y los pies de mi tía y su hija y aún no satisfechos con esto, los talibanes incendiaron nuestra casa. Más tarde decidimos que teníamos que ir a Pakistán, pero nuestra situación económica no era buena, no podía venir toda nuestra familia así que tuvimos que ir solos a Pakistán, yo y mi hermano Imran. Llegamos a Kabul con muchos problemas y después de Kabul a Kandahar y, después a la frontera de Spin Boldak. Durante el trayecto, nos enfrentamos a muchas dificultades. Mucho miedo y pánico porque no conocíamos a nadie. Siempre que nos encontrábamos con alguien pensábamos que nos pasaría algo terrible y nos harían daño. Pasamos días sin comida, sólo caminábamos y caminábamos para llegar a un lugar seguro. Cruzábamos las montañas, si encontrábamos un coche subíamos y luego volvíamos a caminar por las carreteras que utilizan los contrabandistas para traficar con personas y mercancías en Pakistán. Siempre que teníamos la suerte de encontrar un coche, pagábamos por un asiento y nos sentábamos dos en una silla donde cabía una persona. Yo no tenía ninguna esperanza de llegar con vida a Pakistán, pero Imran continuó diciendo que no perdiera la esperanza, que lo conseguiríamos y tenía una sonrisa en los labios, nunca olvidaré el amor y el sacrificio de un hermano. Después de 8 días, a pie, a caballo y en burro, en coche y cruzando montañas y desiertos, pudimos llegar a Pakistán. Al llegar a Pakistán, el miedo y el estrés se hicieron aún mayores porque no teníamos documentos, y si nos cogían, nos devolverían a Afganistán, lo que habría significado enviarnos a nuestra muerte. Pronto hará un mes que estamos esperando a que pase un milagro, que más allá del mar y a miles de kilómetros alguien lea mi historia y se ofrezca para ayudarnos, a mí y a mi hermano. Por el amor de dos vidas, un hermano y una hermana a quien les han dado la vuelta las vidas y les han robado los sueños y las esperanzas, pedimos sinceramente al Gobierno de España y al honorable pueblo de España que nos ayuden a estar seguros y a encontrar la forma de obtener visados y asilo en España para que podamos empezar una nueva vida y alcanzar nuestros sueños. Para nosotros no hay vuelta atrás, los caminos que dejamos atrás no existen, en casa no nos queda nada, salvo la muerte. La vida no existe para nosotros en el sitio que antes llamábamos casa.          

 

 

Entrevista a familia afgana

A Bassas Gracias Clara Segura. Como ven nos acompañan también en esta manifestación una pareja y su hijo, refugiados de Afganistán.  

Ella es doctora, él es periodista. Nooria Arian y Faroodi Arian. 

 

A Bassas- Bienvenidos. Gracias por estar aquí.

Noor (nombre ficticio)- Buenas tardes

A Bassas- ¿Cuándo llegaron a Barcelona?

Noor- Llegamos el 13 de octubre a Cataluña, el 12 de octubre en Madrid

A Bassas- ¿Cómo fueron los últimos días en Afganistán? 

Noor- No fue un viaje desde Afganistán, estábamos en Pakistán. Abandonamos Afganistán el 15 de septiembre cuando llegaron los talibanes. No podíamos movernos, lo intentamos mucho, pero ni siquiera podíamos ir al aeropuerto. Podíamos tener el salvoconducto de algunas embajadas, pero había demasiada gente en el aeropuerto, así que no podíamos movernos. Después de esto, la evacuación de Kabul finalizó y pudimos dejar Afganistán en un chárter hacia Pakistán. Estuvimos un mes en Pakistán, entonces conseguimos el visado de la embajada de España y nos fuimos hacia Madrid en un vuelo español. Llegamos el 12 de octubre a Madrid y el 13 de octubre a Cataluña. 

A Bassas- Entonces venís de un viaje muy muy largo y emocionante. ¿Vuestras vidas estaban en peligro en Afganistán? 

Noor- Estábamos en peligro en Afganistán porque mi marido era periodista freelance y documentalista y trabajaba para UNICEF. Yo era una activista social, soy doctora, también era profesora en una universidad privada, y escribo poemas.

A Bassas- ¿Y a ellos no les gusta?

Noor- No, no les gustaba porque éramos activos en la sociedad. No les gusta la gente con estudios en la sociedad, especialmente las mujeres que sean socialmente activas. No les gusta y piensan que es peligroso para el Gobierno. 

A Bassas- Hola, ¿cómo estás? Y felicidades, ¿cuántos años tiene?

Fer (nombre ficticio)- Bien, él tiene 2 años, y es muy feliz aquí. 

A Bassas- Decidme, ¿qué es lo que más necesitáis ahora? 

Fer- Permíteme hablar primero de la ansiedad y el estrés que hemos pasado, no solo yo si no cientos de familias, miles de familias en Afganistán que aún lo están pasado. Estos días que veíamos venir, el 15 de agosto, justo en ese momento sabía que nuestro mundo se había acabado, que todo había cambiado. Sabía que los sueños y aspiraciones que teníamos para el futuro habían desaparecido. En ese momento estaba conduciendo de la oficina a mi casa, había mucho tráfico, todo el mundo estaba intentando llegar a casa para poder escapar de esa situación. Yo estaba pensando en Nooria, en mis hijos, en que esto iba a ser muy difícil para nosotros. 

Esto no es solo una familia, estoy hablando de miles de familias. Ahora padres y madres no pueden hablar con sus hijos de sus sueños de futuro, ellos ahora solo piensan en comer, en sobrevivir.

Fue muy difícil para nosotros. Durante los últimos 40 años mis padres me han estado diciendo que todo iba a salir bien algún día, que algún día tendríamos una vida en paz, pero eso nunca llegó, yo no lo he visto en mi vida pero espero que mis hijos sí lo vean. Por suerte aquí tenemos a gente de Barcelona, de Cataluña de España, nos encontramos con gente maravillosa en la embajada de España en Islamabad. 

Ahora tenemos un futuro, hemos pasado por muchas penurias, y hemos dicho adiós cuatro veces a nuestras familias, y cada vez ha sido tan difícil. Lo he visto en los ojos de los padres de Nooria, en los ojos de mi madre y de mi hermano. ¿Nos volveremos a ver? Y esto es muy difícil. Decirle a mis hijos que debemos irnos del país, que debemos dejar a vuestros abuelos, a vuestros primos, decirles donde vamos... yo no estaba seguro de donde íbamos, nada era seguro. 

Ahora estamos aquí y yo me siento bendecido como padre por estar en Barcelona, porque la gente aquí es amable, respetuosa, y muy buena. Esto ha hecho que nuestro viaje sea muy fácil, porque desde el día que llegamos, nuestros buenos amigos vinieron a nosotros y nos alimentaron y nos hicieron sentir bien. Esto es algo necesario en la vida, cuando no hay esperanza, cuando los sueños murieron, no sabes, estás perdido. Cada minuto miras a tu hijo y no sabes que va a ocurrir, ¿qué respuestas les voy a dar?

Ahora tengo respuestas gracias a la buena gente de aquí. 

A Bassas- Noor ¿qué es lo que más necesitas ahora mismo? 

Noor- Necesito estar con mi familia, porque mi familia ya está en Madrid y aún no nos hemos visto. Hace una semana y estamos emocionados de verlos de nuevo, llegaron el 15 de noviembre y espero que puedan venir a Barcelona, Cataluña. Que podamos estar juntos de nuevo. Esto será muy bueno emocionalmente para nosotros, creo que cuando tenga a mi familia ya no voy a necesitar psicólogos. 

A Bassas- Puedo entenderlo. 

Noor- Muchas gracias. Muchas gracias de corazón a la gente de Cataluña, mis amigas, especialmente mis dos Mónicas. Nos han apoyado mucho y han hecho que no nos sintamos mal al llegar, nos hicieron sentir muy bien, como si tuviéramos familia en España, especialmente en Cataluña. 

También estoy agradecida al Gobierno de Cataluña, que también nos ha apoyado. No tengo palabras suficientes para decir gracias.

A Bassas- Muchas gracias a vosotros. Esperamos poder ayudados en vuestras necesidades en estos momentos.

Piensen que son personas que tienen estatuto de refugiados actualmente, y que esperan estabilizar su situación familiar.

Nos acaban de decir que lo que más necesitan ahora es un abrazo, imaginen donde estamos

 

 

Poesía musicada 

A Bassas- Ahora queremos poner algo de música, algo de arte en esta manifestación, y esto llega de la mano de dos artistas que nos ayudarán mucho a conseguir este propósito, Silvia Bel y Lluis Llach. 

 

Sílvia Bel, actriz

 

Las mujeres de mi familia, familia... cazaban pájaros, gorriones, pájaros, gorriones y los hacían cantar, cantar día y día y día.... mientras las ollas hervían, cielos abiertos, abiertos de par en par y los baldes remojaban ropa vieja desnuda apolillada aguada no aclarada baldeada y las ventanas se abrían, parían, se abrían para que la belleza les regalara cantos y flores y flores y cantos zigzageantes canturreados susurrados 

Que no entendían nada, que no entendían nada, nada de nada. Sólo sabían, disfrutaban, morían, por la belleza. Me ahogaré en una horca de luz una horca d luz

Y así, decapitaban al animal. Veían la sangre córrer, arroyo de sangre, corre corre abajo con la vida. Corre abajo fregadero abajo corre, desángrate. Sangre escurrida, sangre escurridita, y no entendían nada pero se lo comían para no morir.

Y hacían que me lo comiera yo para no morir. Y así, por la muerte, no moríamos.

La sangre estaba dentro enjaulada, protegida. Parecía una construcción artificial. La sangre dentro, no fuera.

Hijita mía, me decían, pequeña mía me decían, muñequita de mis ojos, sanguita mía me decían decían, moviéndose inquietas ansioses penosas. Arriba y abajo, arriba por aquellos pisos pequeños donde yo imaginaba selvas llenas de animales, volcanes encendidos, la tierra abriéndose bajo mis pies, la nieve asolando la vida, el trueno y el rayo incendiando las casas, la nieve destruyendo los corazones. 

Imaginaba yo o la sangre, imaginaba siempre. Cerrada dentro del circuito, cerrada, no derramada

Y ellas,…. cosían

Cosían muchas cosas, remedaban sábanas como remedaban vidas y parcheaban sombras y palabras y hombres y montañas parcheaban. 

Como si les hubieran contado cuatro verdades pobres, cuatro reales de verdades. Una pizca de verdad,  unos pellizcos de verdades, unos hilillos de verdades muy pobres.

Verdades desvaliditas, misérrimas, mucho más pobres que pobres que estos mendicantes que llamaban a la puerta todos los días

Toc toc. Si? Me podría dar algo? hace frío y tengo hambre. Sí, espere unos minutos le haré una tortilla y pan. Y se volverán ángeles y así, en medio de ángeles y sin respuestas, vivían.

Es como si supieran que nadie sabía nada. 

De modo que se abrían de piernas y eran fecundadas, labradas samadas encurtidas poseídas

y dejaban que un nuevo ser las habitara. Nido adentro, a tocar de huesos, embuchado entre sus órganos, mojado con sus líquidos, encañonado en su sangre, protegido por una bolsa, percutido por el corazón y por las voces que venían del otro mundo con nombres dichos del revés. Nombres del misterio

 

Lluis Llach, cantante y compositor

Me pregunto por qué jamás podré comprender que el precio de este fusil sea el cuerpo de un niño que agoniza en el suelo. Me pregunto por qué jamás podré comprender por qué mi benestar serà siempre la vuelta de su pobreza. Ni los ladrones de sueños que incapaces como son del mañana que nos hechiza. Ni los que en nombre de algun dios crucifican de nuevo cuando ocultan y callan. Que en nombre de Dios no os perdone nadie jamás, jamás.

 

Palabras de autoridades 

A Bassas- Gracias Sílvia Bel y Lluis Llac, con el arte y la música estamos llegando al final de esta manifestación, antes unas palabras institucionales. Para empezar, las de la “Consellera” de Igualdad y Feminismos Tania Verge.   

 

Tània Verge, Consellera d’Igualtat i Feminismes de la Generalitat
 

Buenas tardes, en primer lugar quería empezar agradeciendo a las organizadoras de esta manifestación virtual haber creado este espacio de solidaridad con las mujeres afganas, un espacio muy especial que también es un grito colectivo para que no sean olvidadas, para que no sean silenciadas, y un reconocimiento de estas mujeres tan valientes que luchan día a día en defensa de su derecho de vivir libres, libres de cualquier tipo de discriminación y de violencias, como hemos podido escuchas en sus propias palabras. El Gobierno de la Generalitat de Cataluña, y en especial el Departamento de Igualdad y Feminismos estamos hoy aquí acompañando esta manifestación virtual por diversos motivos, de los que destacaré un par. En primer lugar, porque ante vulneración flagrante de los derechos humanos de las niñas y las mujeres, de los colectivos LGTBI, de las minorías étnicas, de las personas defensoras de los derechos humanos, decimos bien alto y claro que Cataluña y es queremos ser un país de acogida y de refugio, y por tanto esta manifestación es un clamor también para la comunidad internacional para que cumpla con su obligación de protección y del derecho de asilo, un reclamo también para que establezca vías legales y seguras. Estamos hoy aquí también porque hablamos de sororidad, de la sororidad que ejercen tantas redes de mujeres alrededor del mundo, ayudando con recursos y acompañamiento a las mujeres de Afganistán, desde el interior del país y en sus fronteras, y como han visto hoy aquí también, desde Cataluña en esta manifestación virtual organizada por más de 500 entidades de mujeres con un trabajo intenso de muchos meses de trabajo juntas.  

Muchas gracias por estar hoy aquí, nos tenéis a vuestro lado. 

 

 

A Bassas-Muchas gracias “Consellera”, a continuación, recibimos el mensaje de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau.

 

Ada Colau, Alcadesa de Barcelona
 Muy buenas tardes a todos y todas, muchas gracias por invitarme a participar en esta iniciativa solidaria para dar juntas un grito para las mujeres afganas, que ha contado con el compromiso y el esfuerzo de tantas instituciones, entidades y personas a título individual. Es muy emocionante y alentador ver esta unión y participación de tantísima gente para gritar al mundo y hacer llegar un mensaje a las mujeres afganas, bien claro y bien fuerte, que no están solas, que no las hemos olvidado. A raíz de la crisis en Afganistán, como alcaldesa de Barcelona y como enviada especial de las ciudades delante de las Naciones Unidas, promoví una declaración, con un llamamiento a la diplomacia internacional, para que se parara la grave vulneración de derechos que está sufriendo el pueblo de Afganistán en general, pero muy en especial las mujeres y las criaturas. Delante de esta situación, también reclamé la instauración de un corredor humanitario para que en especial las mujeres y los niños y niñas puedan salir lo antes posible de Afganistán. Desde el minuto 0 de la crisis, el Ayuntamiento ha puesto en disposición del Ministerio de Inclusión Social y de Migraciones un equipamiento público para la acogida de mujeres y menores de Afganistán, pero no nos podemos conformar con hacer un llamamiento al respeto de los Derechos Humanos y exigir vías legales y seguras. Debemos tener muy en cuenta que tenemos muchos vecinos y vecinas que tienen familia en Afganistán y por eso tenemos que trabajar también en el derecho de reagrupación familiar, especialmente en un momento en el que mujeres y niñas pueden estar en peligro extremo de vida. 

Desde el Ayuntamiento de Barcelona estamos en contacto permanente con las asociaciones de personas afganas que viven en Barcelona y en Cataluña, haciendo de enlace con el Ministerio de Exteriores para intentar reasentar a los familiares de barceloneses y barcelonesas que estén en riesgo de vida por parte del régimen de los talibanes y poniendo siempre a disposición todos nuestros servicios municipales para la orientación y asesoramiento jurídico necesario en este complicado proceso. 

Reitero toda mi solidaridad y la solidaridad del conjunto de la ciudad de Barcelona con el pueblo afgano, en especial hacia las mujeres, niñas y sus familias, y la exigencia a la comunidad internacional para que actúe decididamente contra el régimen talibán, y proteja y garantice la defensa de los derechos humanos sin excusas. 

A Bassas- De nuevo muchísimas gracias a todas las personas que con vuestra implicación habéis hecho posible que hoy el Passeig de Gracia, aunque sea de manera virtual, se haya llenado de muestras de sororidad y de amor hacia las mujeres afganas. 

 

Laura Borràs, Presidenta del Parlament de Catalunya 

Muchas gracias alcaldesa, cierran la manifestación las palabras que nos dirige a continuación la presidenta del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs. 

 

Este mes de agosto la situación en Afganistán fue vivida con muchísima consternación en todo el mundo, diría yo, y en especial en Cataluña.

Nos llegaban noticias de como los talibanes reconquistaban el poder, y sufríamos por la población civil y especialmente sufríamos por las cincuenta diputadas que formaban parte de la asamblea nacional, del parlamento afgano. Unas diputadas que formaban parte porque, gracias a la presión internacional, el 25% de los escaños del parlamento debían ser asegurados para mujeres. Así se consiguió en la constitución del año 2004.

Por tanto, se producían vulneraciones de derechos, pero se producían también vulneraciones de los derechos de las mujeres en concreto. 

¿Qué podíamos hacer desde Cataluña? ¿Qué podíamos hacer en pleno mes de agosto? Lo que hicimos, levantar nuestra voz, que nuestra voz se sumara a totas las voces alrededor del planeta que clamaban por la protección de estos derechos humanos, clamaban para la protección también de los derechos de las mujeres. Y por esto nos unimos a la misión de poder salvar a tantas personas como fuera posible, y en particular a las mujeres diputadas afganas, y a todas las mujeres del mundo de la cultura, de la ciencia, de la universidad.

Para la actualidad informativa, llegan al poder los talibanes, que dicen que lo hacen con respeto a los Derechos Humanos, y vuelve a haber una invisibilidad general sobre la situación que se está viviendo en aquel país, y en particular el drama personal que viven las mujeres por el hecho de ser mujeres.

Es por eso que hoy nos sumamos a este grito del mundo por las mujeres afganas, para el respeto de sus derechos, de sus libertades. Y es por eso que me quisiera, además de añadirme en nombre del Parlamento de Cataluña, cerrar mi discurso con unos versos de una poeta afgana, la Nadia Anjuman, que fue asesinada a golpes por su marido cuando solo tenía 25 años. Decía Nadia: 

 

Porque en cada momento cuchicheo yo las canciones de mi corazón.

Que me recuerdan el día que rompí la jaula,

Volé de esta soledad, 

Y canté la melancolía.

No soy un débil álamo,

Que cualquier viento sacudirá.

Soy una mujer afgana, 

Mi sensibilidad me hace cantar. 

 

Que nuestra sensibilidad no nos haga mudos. Cantemos, gritemos, defendamos los derechos de las mujeres, que es defensar los Derechos Humanos. 

 

Despedida y fin de la manifestación 

A Bassas-Muchas gracias Presidenta Borràs. 

Con estas palabras hemos llegado al final de esta manifestación virtual, pero real, a la vez bien real porque recuerden que pueden continuar haciendo llegar sus donativos en la web hasta el día 24 de desembre.

En nombre de todas las personas, de todas las instituciones que han participado, de todas las mujeres que han organizado desde hace días esta manifestación, muchas gracias desde Barcelona. Y buenas tardes.

El mundo por las mujeres afganas

Inscríbete

Esta es la página web del movimiento” Grito por las mujeres afganas” que ha nacido entre las asociaciones de mujeres de Cataluña para dar apoyo y voz a las mujeres de Afganistán por la situación espeluznante que están viviendo y que ha cristalizado en la convocatoria de una manifestación virtual, de ámbito mundial, para denunciar la vulneración inaceptable de los derechos humanos. Súmate a los 39 días de activismo del Grito por las mujeres afganas.

Llenemos virtualmente el Paseo de Gracia de Barcelona. Únete y hagamos un llamamiento clamoroso y contundente a nivel internacional que remueva las conciencias del mundo entero . Pon tu grano de arena para recuperar la libertad y la dignidad de estas mujeres y sus familias

En esta página podrás acceder a la información para participar en este acto, que culminará el sábado 27 de noviembre a las 18 horas CET+1.


Visualizaciones 4336

Vuelve aquí el día 27 de noviembre a las 18h y pulsa el botón para ver la Retransmisión en Directo del acto central de la manifestación.

Video del acto

La inscripción es gratuita pero si puedes te pedimos un donativo que se destinará a las asociaciones de atención a los refugiados. Se recomienda que las aportaciones sean a partir de 5€.

Hacer un donativo

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES Y DE LA POBLACIÓN DE AFGANISTÁN

La regresión en derechos que sufre el pueblo de Afganistán desde la llegada al poder Del régimen totalitario de los talibanes es evidente.

Por este motivo levantamos la voz ante la situación a la que se enfrenta la población afgana y muy en especial las mujeres y sus familias y denunciamos la violencia y la vulneración de Derechos Humanos que están sufriendo.

Los informes de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos confirman esta situación . También lo confirman las noticias que llegan de testimonios directos que la están viviendo y que nos piden ayuda urgente.

La intransigencia, la violencia contra las mujeres y la impunidad de los autores de estas prácticas abusivas han generado el terror y la persecución contra aquellas personas sospechosas de estar en desacuerdo con el régimen talibán y que no han podido abandonar el país. ...



Hay que respetar las derivadas geopolíticas y la evolución de cada territorio pero hay que recordar que existen mecanismos jurídicos para que la comunidad internacional tome una posición activa para hacer frente a estos crímenes contra la humanidad que provocan muchas víctimas y en especial mujeres y niños.

Afganistán es un estado firmante del Estatuto de Roma , por lo tanto la Corte Penal Internacional ha de parar y juzgar estos crímenes de guerra.

Desde Cataluña , las mujeres de todos los ámbitos, exigimos a la comunidad internacional que actúe decididamente contra ese régimen destructor de personas.

Leer más

Programa del evento central

Apertura de la sala de streaming de la manifestación

Bienvenida y conducción del acto por parte de Antoni Bassas

Lectura del Manifiesto en defensa de los derechos de las mujeres y de la población de Afganistan:
catalán: Antoni Bassas, castellano: Rosa Montero, inglés: A. Bassas

La afgana Nadia Gulham, residente en Cataluña, da el contexto

Testimonios:
desde Pakistán, desde Agfanistán, interpretados por Clara Segura.
Antoni Bassas entrevista a una familia de refugiados, recién llegados

Poesía musicada a cargo de Sílvia Bel y Lluís Llach

Clausura a cargo de:
Ada Colau, Alcadesa de Barcelona
Tania Verge, Consejera de Igualdad y Feminismos de la Generalitat
Laura Borràs, Presidenta del Parlamento de Cataluña

Despedida y fin de la manifestación por parte de Antoni Bassas

Afganas estamos con vosotros

Mensajes de las participantes

  • us necessitem!
  • Esperem que aixecant aquest clam internacional per les dones afganès pugui canviar pensaments i realitats
  • Si no ens posicionem davant les injusticies, les estem avalant. Màxima difusió!
  • No esteu soles
  • Tota la meva indignació pel que esteu passant! El meu cor està amb vosaltres!!!
  • Tot el meu support
  • Estem amb vosaltres!
  • Ànims!, no esteu soles, totes estem unides per fer sentir la vostra veu.
  • Ànims
  • El vostre coratge és la nostra dignitat
  • Cree en ti y todo será posible
  • TOTES SOM DONES!! Per la llibertat i la dignitat!!!
  • asdasd
  • Ànims i endavant!
  • Força, unió i lluita
  • Sense les dones el món no avança. No us rendiu, estem amb vosaltres
  • Molta força i molts ànims
  • Molts anims, molta forca
  • Estamos con vosotras!
  • Vosaltres podeu!!!
  • Força , valentia per avançar en la lluita !!! Estem amb vosaltres !!!
  • Us ho semblarà, però no esteu soles. Mireu amunt: estem amb vosaltres
  • Que el món conegui la vostra situació i tingueu una vida feliç
  • La vostra lluita és la nostra lluita. No esteu soles. Drets, llibertat i educació!
  • Juntes som més fortes
  • Endavant, entre totes ho podrem tot.
  • Hope
  • Avancem amb esforç i tossuderia, cap a la igualtat a tot el món. Perquè us arribi també a vosaltres.
  • La teva fortalesa es llevor per la lliberta de les filles i fills
  • "La vostra lluita i coratge pot moure muntanyes"
  • PERQUE JUNTES HO PODEM TOT!!!!💜💪
  • Don't fade away!
  • Afganas, luchemos por vuestra dignidad, no estáis solas.
  • Sigueu fortes i uniu.vos que la unió sempre fa la força. Estem amb totes vosaltres
  • Companyes, resistiu amb esperança i confiança. Pensem i som al vostre costat. Sororitat feminista sempre!
  • No deixeu de tenir coratge per defensar els vostres drets humans.
  • Estem amb vosaltres, no defalliu!!
  • Ànims dones afganeses estem amb vosaltres
  • Molts ànims, endavant.
  • Catalunya es terra d'acollida, us volem
  • Us tenim en el nou pensament
  • Dones fortes i valentes
  • Ara sou llum i exemple per les vostres filles no us rendiu
  • No es pot permetre que les dones i nenes afganeses perdin cada dia, drets fonamentals. Estem amb vosaltres!
  • Brave Afghan women keep up strong, You are in our hearts and your struggle for freedom is ours.
  • us necessitem!
  • Força a totes les dones afganeses, estem amb vosaltres!
  • With you and for you. For all of us, for future, for hope.
  • FORÇA I CORATGE, SEGUIM!!!!!
  • Us volem fortes i vives!!!🥰
  • Estem amb vosaltres!!
  • Espero que seamos capaces de ayudaros a que recuperéis la vida que deseáis
  • No hi ha res que els hi pugui dir, només que se’m trenca el cor…
  • Una immensa abraçada per totes les dones d'Afganistan
  • Tot el meu suport a les dones que resisteixen!!! No esteu soles!
  • Força i coratge.
  • No esteu solas. Ser dona no és cap delicte. Tota la força.
  • Una abraçada i molts ànims
  • Coratge i força, no en tenim ni idea del que podeu estar vivint però sí us podem dir que us tenim presents
  • No defalliu
  • Situació de vulnerabilitat extrema que no s’hauria de permetre mai!
  • asdasda
  • Mucho animo
  • No deixarem de lluitar per els vostres i els nostres drets,, juntes ho podem tot, juntes fem història.
  • No esteu soles
  • M
  • Que la vostra força derroti als mals governants
  • 💜
  • Tot el nostre escalf i la nostra energia.
  • Llegará el día en que todas seamos libres!
  • A seguir endavant!!! Com més serem més ens alliberarem!!
  • Molta Força!!
  • Estem amb vosaltres
  • Molta Força!
  • A totes vosaltres, dones afganeses, tot el nostre carinyo, força, suport i ajuda perquè pugueu ser lliures !!!
  • Courage. Le chemin est long et fragile mais la résistance et la volonté sont encore plus fortes.
  • .
  • No sou invisibles, us tenim presents
  • No os dejaremos solas
  • Molta sort
  • We will not let you behind
  • Mucha fuerza y no os rindáis!!!
  • El meu recolçament a totes les persones perque puguin viure en una situació digna i amb igualtat d'oportunitats.
  • Juntes, som més fortes!
  • Explain to your daughters that they have to fight for their rights.?you are not alone
  • Estem en contra de la violencia i la represió. Molta força i coratge a les dones d’Afghanistan
  • Per elles, i per totes
  • Totes sou sonita, orenetes fortes i valentes, que no esteu soles. Dones valentes. <3
  • Que occident algun dia puga existir sense explotar la cultura i la rica terra de les primeres civilitzacions
  • Estem al vostre costat
  • Sou dones, sou fortes! Alceu-vos! Podeu!
  • Al vostre costat
  • Dones y nenes afganeses estema amb vosaltres.
  • Ànims i Don’t give up
  • You're nor alone
  • No ens rendirem
  • México. Todos somos seres humanos con los mismos derechos. No desistan!
  • Triste muy triste el tener que participar en estos “eventos”. Animo, no estáis solas
  • us necessitem!
  • Molts ànims i tot el nostre suport per vosaltres.

Aunque no puedas asistir el dia 27 al acto central, ¡reserva tu plaza ya! ¡Col·labora, y sumate al movimiento del Grito!
Inscripciones secretas y seguras
Contacta con [email protected] para inscribir una entidad en la cabecera de la manifestación virtual

Arrastra con el ratón sobre el mapa para moverte por la manifestación, o utiliza la rueda del ratón para ampliar o reducir la imagen.

Personas inscritas: 13205

Entidades impulsoras

Con el soporte de:

Colaboran: